Ajuntament de Sant Joan de Moro

Historia de Sant Joan de Moró

EntradaNuestra historia ha estado unida a nuestro vecino pueblo de Vilafamés. Estas tierras han estado ocupadas por los más diversos pobladores, íberos, romanos, que dejaron su importante huella en el Mas de Flors, y musulmanes, la creación de un núcleo cristiano con la Reconquista y donación en el año 1238. Los orígenes, como se ve, están marcados por las más diversas culturas, pero el primer indicio del municipio hay que buscarlo más concretamente en el llamado "Castell de Moró" de cuya existencia ya se tienen noticias en el año 1100.

Enclavado en el Tossal del Mollet a unos 700 metros de altura, fue una posesión aragonesa y formó parte del cinturón defensivo de Montornés.

Sant Joan de Moró se mantuvo y evolucionó de forma similar al resto de sus vecinos, con una base rural y agrícola, hasta que en la década de los 70 se unió al fuerte tirón industrial y económico de l´Alcora con su emergente sector azulejero, produciendo un cambio estructural en el pueblo, pasando a ser un núcleo cerámico de importancia y con gran futuro dada su proximidad a la capital de la provincia.

Como se ha dicho, la historia de nuestro municipio viene indiscutiblemente unida al del vecino pueblo de Vilafamés, del cual hemos dependido hasta 1990, año en el que se consiguió la segregación definitiva. Desde 1957 se puso en marcha el expediente, aunque no fue hasta 1987 cuando el Tribunal Supremo confirmó su segregación, convirtiéndonos en una comunidad con identidad, más que definida, propia.

Lugares de interés

MasianosItinerario Urbano y Patrimonial: Podríamos definirnos como pequeños, pero acogedores. Distribuidos en un núcleo principal y varios periféricos a éste, es imposible hacer un recorrido sin visitar distintos puntos, de un entorno mezcla de historia, cultura y patrimonio. La plaza de nuestro pueblo será el punto de inicio, en ella de reciente remodelación, encontramos nuestra Iglesia Parroquial. Construida como ermita en 1887, cuando apenas éramos un núcleo de casas. Presenta un ambiente acogedor por su limpieza y claridad, con una sola nave rectangular, mereciendo especial mención la escalera de madera que sube al coro, la imagen de la Virgen de los Dolores, un Cristo de imitación románica y las vidrieras obra de Fernando Vicent.

También en el núcleo principal podremos visitar a pocas calles de allí el Ayuntamiento construido en el año 1995, con una línea moderna y sobria, obra del arquitecto Vicente Trilles.

Ya en su interior, podremos acceder a alguna de las exposiciones que allí se realizan.

Si de aquí nos trasladamos al Mas de Flors, encontraremos un pequeño núcleo con sus calles angostas y trazado medieval, con casas de construcción antigua y que nos retrotraen a un pasado lejano. Este lugar, ya con restos de asentamientos romanos, es en sí mismo, una obra de arte, pudiéndose descubrir sus secretos mejor guardados y sus gentes para las que no parece haber pasado el tiempo. Desde hace unos años se está convirtiendo en residencia de algunos intelectuales y artistas de renombre mundial como "Ripollés" etc...

Estos y otros lugares quizá un poco más inaccesibles como "el Mas de Moró, Correntilla, Mas D´Armeles, Mas del Pí, Masianos, Boeta" pueden visitarse y encontrar a sus gentes y parajes.

Unos días en la localidad quizás sean lo mejor para poder saborear estos lugares que, aunque un poco más recónditos, no deben perderse.

 

TossalItinerario natural: Nuestra población ofrece al turista unas posibilidades de exploración de la naturaleza muy poco conocidas, pero con un gran encanto. Entre la infinidad de rutas posibles sugeriremos al visitante una, que por su ubicación entre montañas se convierte en paraíso natural con gran abundancia de flora y fauna autóctona, ideal para la caza fotográfica. La ruta se inicia a la salida del municipio, en dirección N-E. Nos dirigiremos al "Barranc del Molí Roig", en el enclave denominado Pla de Lluch. Desde este punto ascenderemos por sedas a través del barranco entre el "Tossal del Mollet" y el "Tossal Blanc". Nuestro inicio puede ser "La Font del Mas de Moró", desde esta fuente con excepcional agua, podremos ascender viendo el paisaje de la llanura con el propio pueblo a sus pies y en la lejanía, también observaremos el vecino municipio de l´Alcora. Ascendiendo por nuestro recorrido disfrutaremos de una espléndida fauna y flora, de un aire puro y fresco.

Esta es una de las pequeñas rutas que se pueden realizar, con el encanto de los parajes que aún están por descubrir.

Edificios y conjuntos arquitectónicos

 

AyuntamientoNuestro patrimonio aunque reducido, ya que somos un pueblo denominado como tal desde hace relativamente poco tiempo, está vinculado a lo que somos, por ello invitamos al visitante a conocerlo, para comprender también mejor a sus gentes.  La Iglesia Parroquial fue construida en el año 1887, cuando éramos un núcleo de apenas diez o doce casas. Se situó en el centro geográfico de los núcleos colindantes. Ya en 1910 el obispo de Tortosa nombra un vicario. En 1941 se construye el altar mayor, hoy desaparecido. En 1945 se erige el campanario. En 1968 sufrirá una gran reforma desapareciendo bastantes elementos decorativos.

La iglesia con unas dimensiones adecuadas a su población es de planta rectangular de gran diafanidad, bóveda de medio punto y capillas colaterales. Importancia dentro de la misma, tiene la escalera de caracol que asciende al coro, toda ella en madera, la imagen Virgen de Dolores, un Cristo con imitación de talla románica, la capilla del sagrario y dos vidrieras de Fernando Vicent, representando iconográficamente a San Juan y San Miguel.

Otro elemento importante en nuestra comunidad, aunque de reciente construcción, es el edificio que alberga al Ayuntamiento. Con un carácter claramente vanguardista, sintetiza en sus formas grandes elementos cúbicos, con pequeñas concesiones curvilíneas en las esquinas. A pesar de su solidez de formas, el retranqueamiento de su cuerpo inferior y superior, le dan una diafanidad y claridad de líneas, ayudando a realzarlo y unificarlo con el entorno.

El color perfectamente estudiado hace que con tonos grises-pardos, se integre en su entorno a pesar de su monumentalidad. Los materiales combinan perfectamente tanto mármol como metal, en una simbiosis que no distorsiona lo más mínimo en su integración. El arquitecto D.Vicente Trilles supo crear una obra innovadora y que a la vez sirviese como sello identificativo del municipio.

No hay que olvidar el poblado, ya citado por Cavanilles, que se encuentra en la parte más elevada del Tossal del Mollet. Los vestigios de poblamiento allí hallados se extienden en una superficie aproximada de quinientos metros y ocupada de una forma desigual. En el lado NE se observa los restos de la fortificación, mientras que el lado S corresponde a la zona que debió ocupar el poblado, cuyas construcciones apoyadas en la pendiente, ocupan una extensión de aproximadamente cien metros.

Se trata de un verdadero e interesante complejo arqueológico, tanto por su estratégica situación como por la relativa facilidad con la que se diferencian cada una de sus partes más significativas: una villa, una acrópolis, y un castillo de forma rectangular cuya ocupación es constatable ya en los alrededores del siglo V y hasta el IX.

Imágenes: 
Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
 
 
 

Formulario de búsqueda

Site developed with Drupal